22/6/09

escribo

Escribo esta noche como si escribiera una carta al viento, como tantas otras veces he hecho.
Escribo con sentimiento moderado, con control, o al menos así empiezo.
Escribo sin pensar, de la única manera que sé.
Escribo sin dudar.
Escribo.

No es nostalgia, no. No es tristeza.
Es ese estado neutro, constante y estable.
No es felicidad. Es la calma. Es la paz.

1 comentario:

bibliomur dijo...

Quisiera hacer un pacto contigo, algo así como un trueque. Como los niños intercambia cromos, quiero yo cambiar contigo unos sentimientos por otros. El tuyo, el que te hace escribir, ese "sentimiento moderado, con control" que "No es nostalgia, no. No es tristeza" se me hace raro, no creo haberlo visto nunca. Así que no lo tengo; te lo cambio por una sonrisa (que ya robaré a alguna tontucia), un estado de alegría tibia y cotidiana, sin más ansias, pero eso, que te haga reir, que es lo importante.