19/5/05

No creo que sea fácil de entender si yo te explico cómo me veo en esta nueva etapa. Desde luego es una nueva etapa.
No me agrada demasiado el hecho de estar ahora escribiendo para intentar explicar algo de un modo tan... formal, evitando que esto sea demasiado abstracto. De todas formas intuyo que en breve todo cambiará, afortunadamente para todos.
No recordaba que fuese tan pedante escribiendo. Ni que me costasen tanto las palabras. Será que cada vez me quedan menos, así que cada vez la empresa será más dura.

Ahora parece que nada me afecta. Mi estabilidad es tal que, aunque me veas seria por momentos, puedo estar pensando en la hermosa imagen de aquel bicho zapatero correteando por mi mano, y luego por el suelo, alejándose a marchas forzadas. Otras veces sigo estable, pero lo siento por esa persona que me cuenta la muerte de un ser querido. Y nada más. Silencio. Me mira a los ojos y absorbo un poco de su angustia, la mantengo un tiempo ardiendo en mi interior y después la neutralizo. Una millonésima parte menos para él y nada para mí. Así funcionamos.

No sé si queda claro: no espero nada, no quiero nada por adelantado. Soy yo la que se mueve por sentimientos y, más que sentimientos, sensaciones (el frío me paraliza, el calor también). No necesito decidir si quiero que me abraces más o que ya no lo hagas, sólo tengo que sentir que yo podré hacerlo cuando me plazca (y de momento aún no lo siento).

Me arrastro si me da la gana.
Me dejo arrastrar sólo si me apetece. A dónde vaya a parar es lo de menos, como si es a un estercolero. ¿Está claro? Este Yo no se arrepiente de las cosas que hace "porque sí".

Que no, que ya me da igual que me hablen o no, que me hagan o me digan. Que no me importa. Que no siento angustia. Sólo ansiedad ansiedad ansiedad ansiedad. Por eso éste es el momento para dejar de fumar, aunque eso suponga en consecuencia un aumento de masa corporal, que a su vez pueda llevarme a odiarme un poco más. Pero bueno, si me odio o no es cosa mía; y a mí ya me la pela (y eso que aún no tengo).


Al final, como siempre, no digo nada.

1 comentario:

...uno mejor! dijo...

Hay varias cosas que me preocupan en todo lo que dices, como la tontería esa de dejar de fumar y tu peso y eso.Pero creo que lo maás inquietante es cuando dices "De todas formas intuyo que en breve todo cambiará". ¿Qué coño querrá decir eso? No creo que me respondas, si fuera importante ya me lo dirás... cuando me veas.
Yo no quiero desetabilizarte. De hecho, no quiero hacerte ningún mal, hasta diría que me gustaría hacerte sentir mejor, no sé, ayudarte...(algo así me escribiste tú no hace mucho) pero, no sé por qué, no sé qué puedo hacer, cómo actuar para satisfacer a todos, quiero decir, a ti, porque poquito es lo que me dices.
Bueno, que sepas que yo también quiero que tú sientas que me puedes abrazar cuando te plazca. Aquí tienes mis brazos (como en "tu casa", no lo olvides)