21/11/04

arrebatos y pausas

Parece muy complicado, pero al final todo resulta ser bastante simple.
Sólo es cuestión de dejarse llevar por los sentimientos y pasiones.
Qué más da si va a volver a haber otra ocasión, de qué sirve esperar nada.
La distancia es fuerte enemigo, pero no es imposible combatirla un poco, siempre se puede intentar cruzar por algún punto común, aunque antes de llegar sean inevitables mil rodeos, uno tras otro.
Océanos de felicidad he deseado hoy. Océanos infinitos de felicidad deseo a todos.
Si yo acabo en un mar diminuto no importa demasiado, no tengo grandes aspiraciones.
Aaaah pero un mar a veces calmo, a veces salvaje, con arrebatos y pausas...Un mar delicioso para saborear sus aguas, sus olas, su arena perdida en algún fondo inalcanzable.
Basta con que la luna me acune.
No puedo mentir: sigo sintiendo. Si dejara de sentirlo ya sería extraño. Pero ahora es invisible, un sueño retorcido perdido en las profundidades de alguna parte.
Aún tengo que sentir esta canción como merece, regalarle mis besos traslúcidos.
Aún tengo que sentir sus labios abrazándome, la rabia contenida esparcida.

1 comentario:

Albert. dijo...

MMM...Veo q fuistes al final...;-) Y por tus palabras, creo atisbar el por qué de esas dudas que te invadían estos días;-) y que no ha ido mal...Y estás pasando y sintiendo como veo que también me está pasando a mi estas semanas...En mi caso, en un sueño imposible, lleno de deseos que no se satisfarán, pero que mi mejor amiga sí puede saborear...Me alegro d leer que el día tan dudoso para tí, sucedió habiendo estado tu presencia con la otra persona deseada ;-)