30/5/04

cambio de sexo

No creo q esto lo lea a nadie y a nadie le importa tampoco. Pero creo que me sentiré mejor si lo escribo. No sé qué me pasa con ella, ni de fiesta, ni para café ni para nada. Sí, ella me cuenta sus cosas, yo le cuento cuatro tonterías y andando. Así funciona la amistad en estos tiempos que corren?
Hoy hemos salido juntas de fiesta. A parte de no gustarnos la misma música ni los mismos lugares ni la misma gente, no compenetramos. Me marea. Venga a a dar vueltas buscando a nadie, antipática con todo el mundo, de mala leche. Con lo bien que me sentía yo, tan receptiva, incluso atractiva... me decían cosas y todo, me han tocado el culo y mirado de reojo poco disimulado! y ella pá'lante. Aunque no he visto a mi nuevo amor platónico. Y luego q si las carreteras, q si los zapatos y q si el sueño. Puf!!! Qué puedo hacer. Necesito amigas. Joder. Si es que contigo, J, es muy diferente. Y aunque tampoco me guste la música en demasía coincidimos en algo, y si no pues no sé, como q me animo más. Pero claro... contigo no ligo!!!! Creo que me voy a hacer un cambio de sexo. Así no espantamos a lo que pretenda acercarse. Bueno, mejor háztelo tú, fale? Aunque joder, soy yo la que quiero ser tío.
¿Por qué me cuesta tanto tener amigAs?
Necesito salir de aquí. Y en su mayoría es sólo por obligarme a integrarme en otros sitios.

Además, mejor no hablar de los sentimientos tan extraños de la noche del viernes. Tan profundos y remotos... Si creyese en la reencarnación diría que... eso... pero no quiero creer, así que mejor no digo nada.

En este momento me siento tan desilusionada con la vida, tan apagada. Y él no estaba hoy donde debía estar, esperándome.

Ella dice que yo la amuermo. Bueno, eso puedo comprenderlo hasta cierto punto, es cosa de genética que yo no sea excesivamente divertida... Pero creo que además soy una de esas personas vampiro, que te roban la energía. ¿dónde la meto? ¿Es posible que la esté almacenando para alguna ocasión especial? Me gusta la idea. Me la pido.

Esta es una auténtica noche esplinada.
Me gusta mi nuevo adjetivo.

Pero nada es para tanto. Probablemente sea sólo la nueva época de exámenes que se aproxima; parece mentira que aún siga igual que siempre. Unos gritan. Otros lloran. Yo lloro por dentro.
Pero estoy bien. Éste está siendo un año tranquilo y risueño. A pesar de que Ninguno me acompañe.

Sin embargo mi pobre L me hace pensar mucho. A veces creo que yo pienso más que ella en ciertos temas suyos personales.
De todas formas gracias a ella pude verle después de mucho tiempo y, para que engañar más, fue un momento complicado de llevar. Tengo que tragar mucho para ofrecerle una mejilla, como si lo acabase de conocer. "Era él, tenía que serlo": eso es lo único que tenía claro.

Acabo de recordar el sueño de anoche: Estaba yo en su ciudad porque iba con mi hermana. Ella entraba a un pub y yo me quedaba en la calle esperando. Pero en realidad era una tapadera, porque lo único que yo quería hacer era ir a su lugar de encuentro. Y entonces fui, pero Él nunca estaba, y al final llegaba cuando yo tenía que irme.
Es bastante curioso, sobre todo si tenemos en cuenta que la realidad fue justo al contrario, pero esto fue así simple y llanamente: Yo llegué cuando él se iba.

Buenas noches a todos.
Que los sueños no os atormenten.

2 comentarios:

Guillem dijo...

Creo que ésta es Smeagol :)

Guillem dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.